EL VALOR DE LA VIDA EN AMERICA PDF Imprimir E-mail
Noticias - Recientes
Escrito por Proyecto Esperanza   
Sábado, 06 de Agosto de 2016 00:00

 

I Encuentro CELAM de Agentes de Pastoral en el Acompañamiento Post Aborto y V Encuentro Panamericano de Acompañamiento Post Aborto

 

Bogotá, Julio 13, 2015

El valor de la Vida en América - Solidaridad Norte-Sur

Por Dan Zeidler

¡Qué bueno es estar aquí! ¡Alabado sea el Señor! Me da mucho gusto estar con gente dedicada a la Vida y a la Familia.

El trabajo que ustedes hacen en el acompañamiento post-aborto es extraordinario y tan necesario, ayudando a los que sufren encontrar el perdón y la misericordia de Dios que los lleva a la sanación.

He tenido el privilegio y el honor de trabajar con muchos de ustedes durante años. Y estamos aquí en Bogotá para compartir e intercambiar experiencias e ideas y fortalecernos con la Gracia del Señor, para perfeccionar y expandir este apostolado. ¡Qué bueno!

Quisiera agradecer de todo corazón al Departamento Familia, Vida, y Juventud del CELAM por organizar este evento, a Mons. Martin, a Mons. González, al Padre Antonio, y a nuestra querida Johanna y a todos los que han hecho este encuentro una realidad. Y en especial al Padre Antonio que durante años ha trabajado promoviendo este apostolado en Venezuela y en todo el continente. Recuerdo su testimonio tan conmovedor en Panamá el año pasado cuando explicó cuanto le había marcado su sacerdocio este apostolado. Muchas gracias, padre, por su liderazgo, su compromiso y su Amor al Señor.

 

Y lo mismo a Elizabeth Bunster, Adriana Avendaño, Maricarmen Alva, Gabriel Gonzalez, al Padre Manolo y todos ustedes de la Red Panamericana de Acompañamiento Post-Aborto que han hecho tanto a través de los años.

El título de esta charla, "El valor de la Vida en América" - lo he cambiado agregando - Solidaridad Norte - Sur

¿Cuál es el Valor de la Vida? ¿Qué significa para nosotros?

 

 

El tema "El Valor de la Vida", - es central a todo lo que hacemos en este apostolado. Uds. podrán dar explicaciones, anécdotas, y experiencias y ejemplos mucho más profundos y enriquecedores que yo.

Yo sólo quisiera mencionar algunas ideas que vienen de mi experiencia en EE.UU. y que son muy importantes para mí en este contexto. ¿Cuál es el Valor de la Vida? Para mí el mensaje de este librito para niños responde muy bien a esta pregunta. Se llama, “Before You Were Born” (Antes de que tú nacieras) Este librito mi mujer y yo se lo leíamos a nuestros hijos y ahora se lo leemos a nuestros nietos.

Déjenme leerles el mensaje principal... El libro empieza así:

“Mucho antes de que se estremecieran las rocas y crecieran hasta llegar a ser montañas DIOS PENSABA EN TI.

 

Y antes que el sol ardiera en el desierto y la brisa refrescara el valle DIOS TE AMABA.

 

Aún antes de que se creara la tierra, Dios quería que tú nacieras. PENSABA EN TI. TE AMABA. TE QUERÍA.

 

Cuando empezó tu vida, eras tan pequeñito que nadie sabía que tú estabas ahí. EXCEPTO DIOS.

En la distancia la más pequeña estrella titila en el negro cielo. Nadie alcanza a verla, pero allí está.

En el abismo, muy profundo, el pececillo brilla en las oscuras aguas del océano. Nadie puede verlo, pero allí está.

Y en silencio, como un secreto, en el interior de tu madre, estabas tú. Una bolsa protectora, llena de agua, te rodeaba. En aquel saco eras tan pequeñito que nadie sabía que estuvieras ahí. EXCEPTO DIOS. [1]

Y así continua el librito explicando el maravilloso desarrollo intrauterino.

Este bello relato no es sólo para los niños, es para todos nosotros que siempre tenemos que recordarnos del amor que tiene Dios para nosotros - Cuánto nos quiere, cómo nos quiere - que somos todos hechos a imagen y semejanza de El Y este es el valor de la vida que tenemos que transmitir en este apostolado. El trabajo que hacemos siempre tiene que partir de nuestro Encuentro con Cristo.

El mensaje que damos al niño cuando le leemos este libro es el mismo mensaje - en acción, no siempre con palabras - que debemos dar a la mujer o al varón post-aborto. Ellos tienen que sentir el Amor de Dios para ellos mismos a través de nuestro trato con ellos.

Hace dos años, mi mujer y yo estábamos en un banquete para recolectar fondos para un centro de ayuda para la mujer de nuestra ciudad. Habían invitado a una hermana religiosa, la Hermana Elizabeth, a dar la ponencia principal del evento. Era de las Hermanas por la Vida - Sisters for Life - que hacen una labor magnífica pro-vida que entre otras cosas incluye abrir uno de sus conventos en Nueva York para mujeres embarazadas adultas que necesitan un lugar donde vivir. Después de su ponencia mi esposa se volteó hacia mí y me dijo: "Esta ha sido la mejor charla que jamás he escuchado en mi vida en uno de estos eventos."

¿Cuál era el mensaje de la hermana? La hermana explica su trabajo con estas mujeres embarazadas que les llegan muchas veces en estado de depresión, confundidas, sin un plan para sus vidas y sin sentir ese amor de Dios por ellas. Las hermanas no se ponen en seguida a hablarles de catequesis, ni de la causa por la vida, no. No las presionan, sino que las hermanas al observar y hablar con estas mujeres e ir conociéndolas, tratan de buscar algo dentro de ellas, algo que les atraiga. Algo que sea una característica por sencilla que sea en cada mujer que cause alegría en la hermana. Entonces, la hermana le comunica a la mujer la alegría que esa característica le causa. Y así poco a poco empieza a florecer la mujer, comienza a sentir su propio valor como persona, persona amada por Dios. En las mismas palabras de la hermana:

Voy a compartir con ustedes nuestro secreto. Esto es algo que hemos descubierto en nuestro trabajo con mujeres embarazadas. Lo voy a compartir con ustedes esta noche porque esto puede cambiar sus vidas. Se puede aplicar tanto a hombres como a mujeres, en la manera como abordan cada una de sus relaciones: en su matrimonio, especialmente con sus hijos, con sus hermanos y amigos. Es un concepto muy simple pero hemos visto también lo revolucionario que es.

Lo llamamos deleitarse en el otro. El verdadero, auténtico, amor humano comienza con ser movido en el interior por la bondad de otro. No es algo que yo hago, sino algo que me pasa a mí.

Cuando una mujer viene a nosotros hay un afán en mi corazón que dice: "Yo quiero saber algo más sobre ella."

Interiormente abro mi corazón para ser movido; para ser tocado por su belleza, por su bondad, su fuerza, o por su fragilidad o vulnerabilidad. ¿Quién sabe qué será aquello que me conmueve? – pero es algo único en ella, ese algo especial en ella.

A la par que manifiesto mi alegría, se revela en ella su propia bondad. Mi respuesta de amor se convierte en una revelación de su bondad. Me convierto para ella en un espejo de quién ella es en realidad. Y su experiencia confirma su propio valor. Este es el alimento emocional que todos anhelamos, que nutre nuestros corazones y nos permite crecer como persona humana."

La ponencia que dio la hermana tiene más detalles y ejemplos y les puedo dar el enlace por quieren leérsela toda, pero quisiera darles dos ejemplos, dos historias, la de Susana y la de Raquel.

Una mujer joven a la que habíamos servido, la llamaré Susan, regresó a visitar a las Hermanas varios años después de haber vivido con nosotros. Cuando la conocí ella era todavía joven, pero ya había experimentado abuso y un aborto. Ella solía vestirse sólo de negro - jeans negros, camiseta negra, fuerte delineador negro... ya conocen la mirada. Pero ésa no era Susan en absoluto. Era pequeña y tranquila, con el cabello largo y castaño, una hermosa sonrisa y con los ojos azules más grandes y más tristes que jamás he visto. Con el pasar de los meses, Susan comenzó a encontrar curación y esperanza mientras experimentaba el amor del Señor por ella. La tristeza se levantó y sus ojos comenzaron a brillar. Cuando ella nos dejó y se mudó, comenzó a tomar clases en una universidad local.

Ella regresó de visita muchos años después; llevaba un vestido rosado y blanco y estaba tan orgullosa de presentarnos a su esposo y a sus dos hijos. Ella lo había conocido en un retiro católico para adultos jóvenes, y era un buen hombre que la amaba y que trabajó duro para que ella pudiera estar en casa criando a los hijos. Susan estaba radiante y en paz - la transformación era realmente impresionante, y luego ella la completó diciendo - "Sabe, que es gracioso: con el paso de los años yo empecé a sentirme como la persona que tú siempre creíste que era! Y ahora quiero compartir ese amor con mis hijos."

Y esta es la Historia de Racquel:

Cuando Racquel ingresó a nuestro convento, ella ya había decidido criar a su bebe, pero nunca le diría a otra mujer cómo hacerlo. Mientras Racquel crecía en la aceptación de su maternidad, las cosas en su vida comenzaron a cambiar. No creo que se diera cuenta de cuánto cambió hasta cierto día, en que tenía aproximadamente 8 meses de embarazo, y estaba camino al doctor.

Ésta es la historia en sus propias palabras:

Estaba en el ascensor del hospital, camino a la cita con el doctor. Otra mujer entró conmigo; yo le dije “hola” y ella rompió a llorar, contándome que estaba embaraza. Yo le dije,“¡Felicitaciones! Yo también estoy embarazada.” Ella me explicó que ella simplemente no podía hacerlo en ese momento; que no era el momento indicado. Entonces sentí a (mi bebe) Lyam moverse y coloqué su mano en mi barriga, “¿Sientes eso?!” Justo en ese momento el bebé pateó. Ella dijo, “¡Wow!”, Yo dije, “Así es, mi bebé va a ser un jugador en fútbol americano. Será fuerte y será bendecido.” Y ella preguntó, “¿Por qué será bendecido?”, Yo le respondí, “Porque está aquí – sea que tú llores o rías, si estás aquí, estás bendecida. Estás en este mundo por una razón.”

Y entonces me dijo, “Voy a practicarme un aborto.” Y le dije, “No, no lo harás. No tendrás un aborto, tendrás una niña. Lo sé porque yo quería una niña, pero tendré un niño, pero está muy bien – tú ten una niña y vístela de rosado y llámala Racquel, y, por cierto, mi segundo nombre es Jasmine. Y si ella te pregunta por qué se llama así, dile que un día conociste a una fabulosa joven en el elevador y ella te dijo que tendrías una hermosa niña.” Ella se río, salimos juntas del ascensor y la llevé a hacer una cita con mi obstetra. Como ven, puedo ser insistente.

Ella continúa su historia diciendo:

No la volví a ver sino hasta dos años más tarde en el mismo hospital. Ella llevaba un carrito (coche) de bebé y corrió hasta donde yo estaba para abrazarme. Había tenido gemelas, sus nombres eran Racquel y Jasmine, y las había vestido de rosado, justo como le dije. Lo hizo. Ella me dijo, “Te quiero.

No me entiendes, Racquel, te quiero. Te quiero. Te quiero. Nunca olvidaré tu nombre, tu rostro, tu sonrisa. Haría cualquier cosa por ti. Te quiero.” Y yo le dije, “Yo también te quiero. Lo entiendo. Lo he experimentado.”

Y termina la hermana diciendo: El amor maternal liberado cambiará el mundo – un corazón a la vez.

La mujer que sufre después del aborto es hecha a imagen y semejanza de Dios y tenemos que ayudarle a encontrar el amor y la misericordia de Dios y así el perdón y la sanación. Eso es lo que ustedes hacen con tanto amor, compasión y efectividad.

SOLIDARIDAD NORTE-SUR

Y ahora, quisiera pasar a la segunda parte de mi presentación que es sobre la importancia de la solidaridad norte-sur en el tema post-aborto. Ustedes saben que llevo muchos años tratando de servir en este movimiento por la vida y la familia. Con ALAFA y Family Life Council hemos hecho muchos proyectos, programas, actividades, actividades educacionales, pastorales, actividades jurídicas y de políticas públicas, etc. He trabajado a nivel de la ONU - Cairo y Beijing y muchas otras cosas, pero lo que más valoro de lo que hago es servir como puente.

Puente entre los grupos pro-vida, pro-familia y en cierto sentido la Iglesia en América Latina con los grupos pro-vida y pro-familia en EE.UU. y Canadá.

He visto tantas veces que cuando una persona de buena voluntad en un país se conecta con otra persona de buena en otro país, cosas bonitas y valiosas surgen.

Juntos somos más fuertes. Hace varios años yo me preguntaba como podíamos aumentar mucho más este tipo de intercambio y de colaboración. Las cosas que hacíamos eran buenas pero no suficientes.

Entonces hace como tres años tuve la bendición de participar en un encuentro del Vaticano organizado por la Comisión Pontificia para América Latina. Era un encuentro de algunos cardenales, obispos, sacerdotes, religiosos y laicos de todo el Hemisferio Occidental - desde Canadá y EE.UU. hasta el Cono Sur.

Era para considerar en su vigésimo aniversario, la Exhortación Apostólica de Juan Pablo II, "Ecclesia in América". En ese documento, Juan Pablo II habló de la situación de la Iglesia en América. Fíjense bien. No habló de la Iglesia en las Américas; habló de la Iglesia en América - que somos una sóla América unida en Cristo y tenemos que actuar así - con mucha solidaridad, colaboración y cooperación.

 

Estando yo en ese encuentro en el Vaticano, me di cuenta de que esta visión de Iglesia era la misma visión que en cierto sentido hacíamos nosotros durante años y que en la manera en que la visión de Ecclesia in América se conociera y se viviera más, significaría un avance importante para la defensa y promoción de la Vida y la Familia.

En ese encuentro se notó mucho entusiasmo para esta visión por parte de los cardenales, obispos y otros participantes. El Cardenal O'Malley, por ejemplo, dio una ponencia específicamente sobre la importancia de esta solidaridad Norte-Sur en temas de la Vida. (Y es este mismo Cardenal O'Malley, arzobispo de Boston, Presidente del Comité Pro-vida de la Conferencia Episcopal de USA, que nos ha enviado una carta de saludo para este Encuentro.) Y uno de los enfoques principales de ese encuentro vaticano era la devoción a Nuestra Señora de Guadalupe - clave para la Evangelización de toda América y clave para nuestro apostolado.

Desde ese encuentro entonces surgió un intento por parte de algunos de nosotros de facilitar más esta colaboración Norte-Sur de acuerdo a la visión de Ecclesia in América, especialmente en los temas de la Vida y la Familia. Se llama "Toda América con Cristo" y les puedo dar más detalles después si les interesa participar en esto a través de la oración, más conocimiento y devoción a Santa María de Guadalupe, y comunicación y actividades de solidaridad Norte-Sur .

PROPUESTAS

Ahora en la última parte de mi presentación quisiera proponerles algunas ideas para su consideración. Propuestas principalmente desde la perspectiva Norte-Sur. ¿Cómo podemos mejorar y aumentar el contacto Norte-Sur? Propuestas que podemos ir considerando tal vez durante los próximos días.

Una propuesta para su consideración es: Aumentar el contacto con la Iglesia Católica en USA. Uds. ya ven el interés por parte del Cardenal O'Malley que nos envió una carta. ...

También una carta de saludo del obispo Thomas Olmsted, un líder importante y uno muy interesado en promover la visión de Ecclesia e América y ponerla en acción - lo que su diócesis hace con algunas diócesis de México por ejemplo. Apoya mucho lo que hacemos en Toda América con Cristo.

Creo que una manera muy efectiva de aumentar la colaboración seria a través de la Oficina de Asuntos Pro-Vida de la Conferencia Episcopal Norteamericana (USCCB). Conozco al actual director y a la nueva coordinadora para el Proyecto Raquel. Tienen mucho interés en estrechar lazos con ustedes.

Tienen interés en conocer más sobre cómo se manifiesta el post-Aborto en América Latina. Y cómo son los esfuerzos de Uds., de la Iglesia.

Si logran una relación más cercana con ustedes, será positivo para todos.

Uds. podrán dar ideas a los norteamericanos sobre como mejor responder a las mujeres latinas allá en EE.UU., tanto para atender mejor a las que han abortado, como para prevenir que otras lo hagan. Creo que Uds. tienen mucho que ofrecer en este sentido y hay que conversar con la Iglesia allá para ver cómo empezar.

Y ellos tienen interés en compartir con Uds. lo que ellos hacen con el Proyecto Raquel allá.

El movimiento post-aborto en EE.UU. podrá beneficiarse conociendo más de ustedes sobre los temas que vamos a tratar aquí en este encuentro, como por ejemplo,

La asesoría en línea (La Dra. Pilar Calva de México)

El Retiro de la Misericordia de Dios del Padre Manuel Pérez de Uruguay - y su presentación sobre el cuadro de Rembrandt del hijo prodigo – impactante!

El aborto químico y como atender a mujeres post-aborto que han abortado así. (La Dra. Danelia Cardona, psiquiatra y coordinador de la Pastoral de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia)

Los programas de ustedes a nivel diocesano tantas otras cosas, incluyendo el intercambio de ideas, estrategias y materiales; Esto lo veo muy importante. Tenemos que compartir y no siempre re-inventar la rueda. Un ejemplo de cómo desde América Latina ya se pudo ayudar al movimiento allá es que tradujimos el spot de televisión del Proyecto Esperanza y hubo mucho interés por parte de varias organizaciones norteamericanas de usarlo. - Vamos a verlo ahora (el original de Chile en español: https://www.youtube.com/watch?v=934TJ8C_dSQ y luego una versión que hicimos para los norteamericanos: https://www.youtube.com/watch?v=OxE0Ea9ISUA )

Y ustedes podrán beneficiarse de más contactos con los norteamericanos:

Conociendo más sobre el Proyecto Raquel, ¿Qué es? ¿Cómo lo promueven a través de campañas públicas, por ejemplo Estando más en contacto con los académicos y investigadores expertos en el tema, como por ejemplo la Dra. Priscilla Coleman y la Psiquiatra Dra. Schuping.

El tema de las consecuencias del aborto en el varón - aquí tenemos a nuestro gran amigo Brad Mattes, experto en el tema y a quien vamos a escuchar el miércoles

 

-  Como profesionalizarse más  Etc. Y claro - estar más unidos a través de la oración también.

Estas son solo algunas ideas. Uds. tendrán más. Conversemos estos días.

Con más solidaridad todo se hace mejor....

Para terminar, una oración a Nuestra Santa María de Guadalupe:

 

Vírgen de Guadalupe, Madre de América. Tiende tu protección sobre todas las naciones del Continente y renueva su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. Que seamos una sóla América unida en Cristo. Cuida a todos los niños - los nacidos y los que están por nacer. Cuida a toda madre y a todo padre, y especialmente la unidad de las familias... que bendigas este Encuentro para que el Amor y la Misericordia de Dios llegue a todos los que sufran las terribles consecuencias del aborto. Que desde esta tu Imagen manifiestes siempre tu clemencia, tu compasión y tu amparo. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

1 [Traducción no oficial de BEFORE YOU WERE BORN de Jane Lowery Dixon, una publicación de Our Sunday Visitor. Permiso para reproducir uso de material “copyrighted” autorizado por Our Sunday Visitor, 200 Noll Plaza, Huntington, IN 46750, tel: 1-800-348-2440. Website: www.osv.com Ningun otro uso de este material esta autorizado.]

Dan Zeidler es representante de la Alianza Latinoamericana para la Familia (ALAFA – sede en Caracas), presidente de Family Life Council, Inc. (Wisconsin, USA) y coordinador de “Toda América con Cristo”.

 

 

 

------ END ------

Última actualización el Lunes, 08 de Agosto de 2016 22:34
 
Sitio Hospedado y Mantenido por dkTronics
Este sitio funciona con Joomla! y utiliza un tema creado por SiteGround, y adaptado por dkTronics