Proyecto Esperanza
Recuperar la Esperanza despues de un aborto PDF Imprimir E-mail
Escrito por Proyecto Esperanza   
Lunes, 18 de Junio de 2012 09:42

 

Elizabeth Bunster —chilena, trabajadora social— nos recibe en un descanso durante el curso de capacitación para acompañamiento pastoral post-aborto que se lleva a cabo en el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica Argentina. Ella lleva adelante junto a Daniela Aguilar —también chilena y psicóloga— el programa “Proyecto Esperanza”, avalado por el CELAM.  (leer mas)

http://www.ciudadnueva.org.ar/revista/533/personajes/recuperar-la-esperanza-despues-de-un-aborto

 

 
Testimonio Padre Alfar Antonio Velez PDF Imprimir E-mail
Escrito por Proyecto Esperanza   
Martes, 01 de Mayo de 2012 18:42

Por primera vez, el padre Alfar Antonio Vélez cuenta su conmovedora historia. Hoy es un sacerdote ejemplar, a cargo de dos parroquias en Comodoro Rivadavia.                                                              

Ella era una joven de condición humilde, buena y bonita, llena de ilusiones a sus 27 años, allá por 1968. Había dejado su pueblo, Argelia de María, en la provincia colombiana de Antioquia, para ir a su capital, Medellín, a cursar la carrera de medicina. 


La violaron sus compañeros de trabajo
Trabajaba duro en una empresa para costearse los estudios. Sola en la ciudad, iba relacionándose, buscando hacer amistades en su círculo más cercano. Por eso, un día aceptó inocentemente la invitación a una fiesta que le hicieron sus jefes y compañeros de oficina. Fue una decisión con consecuencias horrorosas. Esos mismos jefes y compañeros le habían tendido una trampa: en la fiesta la drogaron, luego la llevaron a un sitio apartado y -borrachos- la violaron repetidamente. Como consecuencia de ello quedó embarazada. 

Decidió no abortar por sus convicciones
Fiel a sus convicciones, asentadas en una profunda religiosidad, decidió no abortar y salir adelante. Así es que dio a luz a Alfar Antonio, que con el tiempo conocería su tan traumática concepción y se sobrepondría apelando también a la fe. Una fe creciente que lo llevaría a descubrir su vocación sacerdotal,ordenarse y llegar a ser el mayor orgullo de su madre.

A cargo de dos parroquias
Llevado por su carisma misionero, el hoy padre Alfar Antonio Vélez vive desde hace unos años en Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut, donde tiene a su cargo dos parroquias (San Jorge y Santa María Goretti), siendo muy valorada su labor religiosa por sus superiores. 

Testimonio contra el aborto
A raíz del reciente fallo de la Corte que – al interpretar el artículo 86 del Código Penal- determinó que todos los abortos por violación -no sólo los de una mujer insana- son "no punibles", decidió abandonar su discreción y contar por primera vez, ante el pedido de Valores Religiosos, su conmovedor caso.

- ¿Cuándo y cómo se enteró de algo tan dramático?
- Primero debo decirle que la familia de mi mamá era muy moralista y que, cuando se enteraron de que había quedado embarazada, la obligaron a casarse con un viudo para tratar de tapar todo. Pero ese matrimonio no funcionó porque, cuando volvió a quedar embarazada, su marido empezó a tener una doble vida, además de que la golpeaba y se emborrachaba. Como sus padres la presionaban para que no se separara, decidió seguir con su marido y el hijo de ambos, pero para sobrellevar tanta adversidad me entregó a mi abuela.

- ¿Y entonces?
- Mi abuela empezó a darme todo lo que necesitaba: alimentación, llevarme a la escuela ... y yo fui abriéndome paso un poco por mi cuenta. Ello provocó una relación de cierta distancia con mi madre que, al final, no pudo vivir más con su marido y le tocó sola salir adelante con mi hermano. Un día, como mi abuela me pedía que le diga papá a mi abuelo, le pregunté cómo podía ser él mi abuelo y mi papá a la vez. Ello provocó una reunión con mi madre, que me contó lo que le había pasado. Que mucha gente quería que me abortara, otras que me vendiera y otras que me regalara. Y que, incluso, había mucha gente interesada en mí.

Última actualización el Martes, 01 de Mayo de 2012 18:50
Leer más...
 
20 años de insomnio y tristeza PDF Imprimir E-mail
Escrito por Proyecto Esperanza   
Jueves, 26 de Abril de 2012 19:58

Testimonio narrado por Laura Díaz de Gómez, del Distrito Federal de México.

Mi testimonio lo comparto con ustedes porque sé lo que es abortar y sé también lo que significa “no querer interrumpir un proyecto de vida”.  

»Nací en provincia y a los 16 años viajé al DF para estudiar. Llegué a la ciudad de México con mi maleta llena de ilusiones y de sueños, con ganas de triunfar y de alcanzar el éxito. Me alojé con una tía que era lesbiana. Allí comencé a impregnarme de muchas ideas y empecé a experimentar un fuerte rechazo a la Iglesia a pesar de que mi familia es católica y soy bautizada. Con mi tía viví experiencias muy fuertes, incluso hasta llegué a tener dudas sobre mi sexualidad. Pero como buena emprendedora, quise reafirmar mi inclinación saliendo con varios hombres. Desde los 18 años comencé a tener relaciones sexuales y me ponía a pensar: “total, si me afecta o me embarazo, no pasa nada, aborto y ya”.

Liberal, altanera y alejada de Dios

»A los 21 años estudiaba la carrera de comunicaciones en la UNAM; era una mujer completamente alejada de Dios, liberal y altanera; continuaba con mis aventuras ya que había logrado que mi papá me comprara un departamento… Hasta que un día quedé embarazada.

Un infierno de tristeza

Cuando esto ocurrió, no me alteré ni espanté, recordé aquellas ideas liberales y pensé algo así como lo que hoy se dice: “no puedo tener un bebé ahora porque interfiere con mi proyecto de vida”… así que decidí abortar. Pero con mi bebé murieron también todas mis ilusiones… creo que ese día yo misma me asesiné; me hundí en un infierno de tristeza y vi mi  proyecto de vida destruido.Un insomnio que dura 20 años

Última actualización el Jueves, 26 de Abril de 2012 20:07
Leer más...
 
Bendicíon de Capilla Nuestra Señora de la Dulce Espera PDF Imprimir E-mail
Escrito por Proyecto Esperanza   
Lunes, 16 de Abril de 2012 15:41

Con gran alegria anunciamos que el sabado 14 de abril  con la presencia del Sr Arzobispo de Santiago, Monseñor Ricardo Ezzati, El Padre Marek Burzawa Vicario Episcopal para la Familia y el Padre Aldo Coda, Vicario Episcopal de la zona del Maipo, fue bendecida la Capilla Nuestra Señora de la Dulce Espera. la que se encuentra ubicada en la comuna de Puente Alto (Puerto Velero y Av. Eyzaguirre)

 

  

 

Última actualización el Lunes, 16 de Abril de 2012 16:20
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 8 de 19
Sitio Hospedado y Mantenido por dkTronics
Este sitio funciona con Joomla! y utiliza un tema creado por SiteGround, y adaptado por dkTronics