Brad Mattes y Operación Clamor PDF Imprimir E-mail
Escrito por Proyecto Esperanza   
Domingo, 16 de Octubre de 2011 17:56

Brad Mattes The Life Issues Institute y Katie Painer , Julie Thomas de Operacion Clamor. (Testimonios)

Charlas  de síndrome post aborto en el varón y la mujer,  El Señor Brad Mattes es el  Director Ejecutivo y cofundador de Life Issues Institute, a nivel internacional con sede en Cincinnati, Ohio. La organización se creó para servir a las necesidades educativas del movimiento pro-vida. Su objetivo principal es desarrollar y difundir a nivel mundial eficaz a favor de la vida material educativo.

Su programa ostenta el galardón de  un premio Emmy  por su programa semanal de televisión pro-vida llamado Frente a la Vida Contra la pared , que está disponible para más de 100 millones de hogares en todo Estados Unidos y Canadá.

También alberga la Vida Problemas , un comentario radial diario en y cuestiones relacionadas con el aborto, que se lleva a cabo más de 600 emisoras de radio en todo el país. El Sr. Mattes también ha recibido diversos programas de radio de una hora media sobre temas como: el aniversario de Roe v. Wade, la adopción, los hombres y el aborto, y los EE.UU. Corte Suprema de vacantes.

El Sr. Mattes es un orador, frecuente conferencista internacional sobre el aborto y las cuestiones relacionadas con la vida, trabaja con diferentes países para establecer presencia educativa pro-vida y asesoramiento.

Él ha hecho investigación considerable sobre los efectos del aborto en los hombres, y sus escritos sobre este tema han sido impresos en publicaciones estadounidenses e internacionales. Tiene una Maestría en Estudios Bíblicos y Consejería Bíblica. El Sr. Mattes es profesor adjunto en la Escuela Internacional de Máster en Divinidad. Ha escrito y enseña un curso sobre los hombres y el aborto.

El Sr. Mattes es un veterano de la causa pro-vida, con más de 35 años de experiencia educativa, política y humanitaria. Actualmente, se desempeña en una variedad de maneras para proteger la vida humana inocente:

  • Consejero de síndrome post aborto en el varón
  • Portavoz  para los medios de comunicación; televisión,  radio y prensa escrita.
  • Ponente en favor de la vida en banquetes y eventos educativos.

Conjuntamente con Brad, expusieron el tema del síndrome post aborto en la mujer Kate Painter y Julie Thomas, líderes de Operation Outcry para Idaho y Georgia, respectivamente. Ellas tienen como misión presentar su testimonio de vida y  cómo fueron lastimadas por el aborto. Estas conferencias son dictadas de una manera muy clara, directa y cálida, tocando los corazones de aquellos que las escuchan. Kay y Julie han entregado su testimonio en la Casa Blanca, Naciones Unidas,  Australia, Nueva Zelanda, Israel, España, Estados Unidos, Ecuador, entre otros países.

A continuación, transcribo una de las conferencias dictadas por ellos durante su visita al Ecuador:

Introducción por María Augusta Teale:

Con frecuencia escuchamos que el aborto es un derecho de la mujer, una opción que tenemos, sin embargo no se nos cuenta cuáles son las consecuencias del aborto en nosotros, y debemos recordar que todas nuestras acciones tienen consecuencias en la vida,  por ello Julie Thomas de Atlanta, Georgia, Kay Painter, de Idaho y Brad Mattes de Cincinnati, han venido a nuestro país para compartir con nosotros su experiencia con el aborto. En el caso de Julie y Kay, nos cuentan su historia desde su propia experiencia de vida, puesto que las dos pasaron por la dolorosa experiencia del aborto. Brad, trabaja desde ya hace muchos años dando consejería a los hombres que han sido víctimas del aborto, porque no debemos olvidar que para concebir necesitamos de un hombre y una mujer, y cuando un aborto se realiza, se le está negando la paternidad al padre y por ende el hombre también puede sufrir un síndrome post aborto.

Pero dejemos que ellos sean quien nos cuente sus historias, entonces demos la bienvenida a Julie Thomas.

Buenos días, vivo en Atlanta Georgia, que queda cerca de Florida, donde queda Disney Word.

Les voy a contar una historia.

Crecí en una familia muy amorosa, Cuando  yo cumplí dieciocho años, empecé a tener relaciones sexuales con mi novio, con quien mantenía una relación por cuatro años.  Seis meses más tarde de que empezamos a tener relaciones sexuales me quedé embarazada. Le conté a mi novio y no tenía ningún problema con mi embarazo, él quería que se lo contemos a nuestros padres y que nos casáramos. De pronto yo decidí que no era un buen momento para que yo esté embarazada, yo no quería todavía tener un hijo.  Entonces sin decirle nada a él, me hice un aborto.

 Me dijeron una y otra vez que todavía no era un bebé, que era solamente un puñado de células, solamente tejidos. Me hice un aborto porque yo no creía que era un bebé.

 Me hicieron un aborto de primer trimestre, y de hecho yo estaba embarazada de más tiempo, como de veinte semanas, ya en mi segundo trimestre.  Inicialmente me dijeron que mi bebé estaba muy grande y que tendría que quedarme una noche en la clínica. Esto no era conveniente para mí porque tendría que decírselo a mis padres. Decidí regresar a casa. Cuando estaba ya en el parqueadero, una mujer salió corriendo detrás de mí y me dijo que habían cometido un error y que si podían “ayudarme”

Después de que salí de la clínica de aborto, tuve una hemorragia, empecé a sangrar mucho y llamé a la clínica, les conté lo que me estaba pasando y me dijeron que todo estaba bien, que solo estaba empezando mi período  y que no me preocupe, que no le diga a mis padres y que no vaya al doctor. Seguí su consejo;  pasaron como tres semanas y estaba sangrando mucho,  me puse de pie en mi trabajo y vi como la sangre bajaba hasta mis sandalias. Tuve manejar hasta mi casa y pedirles a mis padres que me lleven al hospital. El doctor que estaba ahí para atenderme, era el doctor de mi madre. El me trajo al mundo,  yo todavía pensaba que iba a poder mentir y no decirle a nadie lo que había pasado. Le pedí a mi padre que llame a mi novio y le pida que venga al hospital. Todavía no le había dicho que me hice un aborto y realmente sentía que Dios me iba a quitar la vida por lo que yo había hecho, y que iba a morir. Entonces el llegó al hospital, le conté lo que había hecho, él comenzó a llorar, y yo no recuerdo ninguna conversación entre nosotros, él se dio la vuelta y me dejó. A la mañana siguiente cuando desperté, el doctor estaba ahí, y me dijo que:  yo había tenido un aborto incompleto, y que lo que había pasado es que, cuando tienes un aborto lo que hacen es insertarte un instrumento en tú útero que tiene un objeto corto punzante en la punta,  comienzan a cortar y cortar al bebé en pedazos, luego te introducen una especie de sorbete, que está conectado a una máquina de succión, y empiezan a absorber los pedazos del bebé que están dentro de ti. Lo que pasó en mi caso fue, que mi bebé era más grande de lo que ellos habían pensado y sus pedazos no pasaron por ese sorbete, y yo tenía todavía pedazos de mi bebé dentro de mí.

 Casi sangre hasta morir, necesite una transfusión de sangre y desarrollé una infección séptica. Me dijo que casi tiene sacarme el útero durante la operación, lo que significaría que yo ya no podría ser madre nuevamente.

Cuando salí del hospital ese día, a los dieciocho años,  me di cuenta que eso era demasiado grande y doloroso para mí y que yo no podría pensar en eso nunca más; entonces empecé a negar dentro de mí todo lo que había pasado.  Pero debo reconocer que yo no estaba feliz y que mi corazón estaba roto.

Yo sabía cómo lo iba a solucionar, lo que necesitaba era otro bebé, porque pensaba que si yo tenía un bebé, este podría remplazar el que yo había matado y me sentiría mejor. Tenía que buscar a un hombre que quisiera casarse rápidamente y tener un hijo;  lo encontré; no lo conocía muy bien, pero nos casamos. Un año y medio más tarde tuve un bebé, mi niña. La amaba con todo mi corazón, pero ella no podía arreglar mi corazón roto (Julie llora en este momento durante la presentación) Me divorcié de su padre antes de que ella cumpla dos años, él era un hombre que realmente yo no conocía, lo único que había querido era casarme y tener un hijo; pensé que todo se iba a solucionar así, pero eso no sucedió. Después de ese divorcio yo recomencé mi vida anterior, es decir, comencé a beber mucho alcohol, a usar drogas ilegales, a tener muchas relaciones nada saludables con diferentes hombres, en ocasiones ni si quiera sabía los nombres de estos hombres y seguía con el corazón roto.

Decidí que otro bebé solucionaría el problema. Me encontré otro marido rápidamente, tuve un aborto natural, lo cual es muy común en mujeres que se hacen abortos en su primer embarazo. Un año más tarde tuve un hijo varón,  y lo amaba con todo mi corazón pero tampoco podía componer mi corazón roto. Me divorcié nuevamente, yo estaba siendo abusada físicamente por este hombre. Me mantuve divorciada por siete años y pensé que necesitaba otro marido, así que me casé por la tercera vez, no sigan mis pasos. No estuve casada por mucho tiempo con él, sin embargo, él era la única persona a quien yo le había contado sobre mi aborto, y cuando yo salía de su casa por última  vez, él me dijo: “Julie, tienes que hablar con alguien sobre ese aborto” yo pensé que estaba loco, yo me había hecho el aborto hace veinte y cuatro años, y no podía imaginar, porque podría seguirme afectándome.

 Pero Dios tenía otro plan para mí,  como un mes más tarde, y estaba en la Iglesia reunida con un grupo de cinco mujeres y empecé a escuchar que una de ellas estaba hablando de su aborto, yo nunca había escuchado eso antes, y luego una segunda mujer empezó a hablar de los dos abortos que se había hecho, y por la primera vez me sentí libre para contar mi historia. Estas mujeres me conectaron con otras mujeres, que estaban dictando un estudio de Biblia para aquellas que había abortado, era un estudio largo de ocho semanas, y en ocasiones muy difícil.  Después de que salí de la Iglesia ese día,  paré en la casa de mis padres. Yo no había querido decirles a mis padres que estaba embarazada cuando tenía dieciocho años, y ahora tenía cuarenta y dos años,  y tenía que decirles que estuve embarazada y que había sido parte del asesinato de su primer nieto. Me perdonaron de inmediato.

 Mis hijos para entonces ya tenían veinte y un años y once; les tuve que contar mi historia, fue muy difícil,  pero me perdonaron en seguida.

 Después del estudio de Biblia, le pedí a Dios que me ayude  a usar mi historia para ayudar a otras mujeres, hombres y gente joven, por lo que he podido viajar por muchos países tratando de prevenir que mujeres jóvenes como ustedes, crean en las mentiras de los doctores que están practicando abortos.

 Estamos pasando unos bebitos de plástico, y quiero que sepan que mi bebé era mucho más grande que este, el que ustedes tienen en sus manos es un bebé de doce semanas, es un poquito más grande que su pulgar, su corazón empezó a latir a los dieciocho días, ya puede chuparse el dedo, ya tiene todos los órganos principales en su cuerpo e incluso ya tiene hipo. Tiene un DNA diferente al de la madre, ya puede sentir dolor, tiene expresiones faciales, puede sonreír, fruncirse.

Quiero que vean a este bebé, ¿les parece un montón de tejido? ¿Parece una bola de células? Y recuerden que mi bebé era mucho más grande que este.

Cuando ustedes salgan de aquí, ustedes no van a recordar nuestros nombres, pero les pedimos que nunca se olviden de nuestra historia. En los Estados Unidos hay tres mil setecientos niños asesinados por el aborto cada día, una de cada tres mujeres de 15 a 65 años, ha tenido por lo menos un aborto. Les traemos nuestra historia este día,  para que Ecuador no tenga las mismas estadísticas que tenemos en los Estados Unidos.

 Gracias por escuchar.

A continuación se pasa un video de doce minutos, del desarrollo del bebé en el vientre.  En donde se va dando información detallada del embarazo desde la concepción, comentado por María Augusta Teale.

“Desde el momento mismo en que se une el óvulo con el espermatozoide, ya hay vida humana, cuando los 23 cromosomas del  padre se unen con los 23 cromosomas de la madre, ya hay vida humana, ya hay toda la información genética de un nuevo ser humano, en donde ya está determinado el color de los ojos, la estatura aproximada que tendrá la nueva persona, e incluso en condiciones normales que enfermedades podría tener durante su vida.

Aquí vemos la etapa de mórula,  ahora podemos observar el corazón del bebé latiendo apenas 18 días después de la concepción. La mamá de este niño, tal vez ni siquiera sabe que está embarazada, pero el corazón de su hijo ya está latiendo.

Vemos un bebé de cinco a seis semanas, fíjense en su columna dorsal, y desde aquí podríamos decir que se parece al caparazón de una tortuga. Pero porqué mencionamos que se parece al caparazón de una tortuga, porque en Méjico, poco tiempo después de que se aprobó la ley de aborto, se aprobó una ley que decía, que cuando una persona daña el huevo de una tortuga esta persona, se va presa, no estaba establecido,  ¿cuándo fue el puesto el huevo, ayer? ¿un minuto? ¿una hora? No importa el estado de desarrollo de la tortuga, su vida está protegida por la ley, pero ¿qué pasa con el ser humano? ¿Su estado embrionario es menos importante que el de la tortuga?”

El video continua presentado el bebé en sus diferentes etapas mientras se va explicando el desarrollo cerebral,  a qué edad sienten dolor, la presencia de sus órganos principales. Se le añade ternura, dando a cada imagen del bebé una personalidad; como se chupa el dedo, como salta con hipo, como patea el vientre de la madre. Se insiste en que la vida inicia en la concepción y que quien diga lo contrario necesita estudiar un poco más de biología.

“Recuerden que las mujeres nos embarazamos de seres humanos, no nos embarazamos de coágulos de sangre o puñados de células, sino de nuestros hijos, de seres humanos iguales a nosotros.”

 Se les recuerda que todos los miembros de la audiencia pasaron por todas estas etapas, y que gracias al cuidado de nuestras madres o seres queridos, tenemos la suerte de estar presentes ahora en esta charla. El video continua, hasta culminar con el nacimiento.

A continuación se pregunta a la audiencia que pudieron apreciar durante al video y cuáles son sus impresiones, a lo que todos responden que la vida se inicia en la concepción y que el ser humano se embaraza de otros seres humanos y no de células o coágulos de sangre.

Vamos a dar la bienvenida a Kay Painter:

Mi nombre es Kay Painter y soy de Idaho,  a pesar de que yo también me hice un aborto y tengo una historia que contarles, pero por el hecho de que soy mayor y he estado más tiempo en este mundo, me han pedido que les hable de algo diferente, así que siéntense y prepárense, porque yo les voy a hablar de algo que realmente van a disfrutar. Me han pedido que este día yo les hable de SEXO.

Les cuento que es divertido y que todas lo van a disfrutar y no solamente eso ,sino que también van a perder peso. Pero saben chicas Dios creó el sexo para que lo disfrutemos, pero puso un límite alrededor del sexo. ¿Quién sabe cuál es el límite alrededor del sexo?

Las chicas responden “ protección, condones, píldoras”

 Dios no creo esa protección…el límite del sexo es el MATRIMONIO.

Les tengo una pregunta, ¿cuántas de ustedes aquí están casadas o comprometidas?

 Dios hizo esto tan simple, que todo el mundo lo puede entender, incluso el más tonto de la clase de matemáticas, SI NO HAY MATRIMONIO, NO HAY SEXO. No para que no se diviertan sino para protegerlas a ustedes, porque ustedes son muy valiosas, mucho más valiosas que cinco minutos en la silla trasera de un carro. Si no tuvieramos sexo antes del matrimonio no tendríamos que preocuparnos por el aborto o enfermedades de transmisión sexual.

Ahora bien, como todo este lío comienza: ustedes están caminando por el pasillo, y este chico les mira, y las vuelve a mirar, y  ustedes le miran y su corazón comienza a palpitar. Luego un día se les acerca y les dice “saldrías conmigo el sábado por la noche” y ustedes siente que el corazón  se les sale de su pecho, y responden lo mejor que pueden “ajá”.

Llega el sábado, se arreglan, se ponen un linda ropa, se perfuman, y salen juntos a su cita. Seguramente van primero al cine y luego a comer algo. Ahhh! Pero ahora es cuando las llevan a ese lugar solitario donde pueden “conversar tranquilos”. La presión comienza y él les dice “ te he estado observando desde hace tiempo, y tus ojos, hay tus ojos… tú pelo, nunca he visto algo tan lindo. Y les dice un montón de cosas lindas que van derritiendo tú corazón.  Finalmente les dice, yo nunca he tenido relaciones sexuales antes, porque te estaba esperando, solo a ti. Pero chicas, como saben si lo que él les dice la verdad, y si ustedes no tienen un plan para decir no, van a decir que sí. Y déjenme garantizarles que cinco minutos en la silla de atrás de un carro no vale la pena. Ustedes no saben con quién ha estado ese chico, y el lunes por la mañana, te van a ver, o a lo mejor te van a apuntar con el dedo.

 Ahora yo tengo un plan para ustedes que nunca falla, y es el siguiente: “ cuando el empieza a poner presión en ustedes, ustedes cogen la manija de la puerta del carro, abren la puerta y corran….. Y no paren” (risas) si ustedes no tienen un plan, van a caer.

Ahora digamos que ahora estoy tarde para ustedes y que alguna ya está sexualmente activa. Déjenme decirles que yo no estoy aquí para condenar a nadie, yo he cometido muchos errores.  Pero quiero darles una buena noticia, y es que hay algo que se llama “la segunda virginidad” de tal modo que ustedes a partir de hoy día pueden tomar la decisión de que valen mucho más  que esos cinco minutos en el sillón del carro, y pueden decir que no, y esperar por esa persona que el Señor tiene para ustedes, solo para ustedes.

Pero digamos que no me escucharon y se quedaron en el carro; ahora empiezan a contar en sus dedos porque el período no ha llegado, tal vez tengan suerte.

Pero cuando ustedes empiezan a tener relaciones sexuales, le dicen que hay dos cosas de las que ustedes deben protegerse. ¿Qué son esas cosas? Enfermedades transmisión sexual y el embarazo.  Entonces les recomiendan que usen el condón y la píldora.

Ahora bien el condón usándolo correctamente, suponiendo que no están apurados, tiene una efectividad del 70%; y la píldora no les protege para nada de enfermedades de transmisión sexual. Cuando yo tenía su edad apenas habían cinco enfermedades venéreas, ahora hay  treinta y tres y siguen aumentando, alguna de las cuales no tienen síntomas externos y no las ven, pero que si pueden dañar tu útero dejando cicatrices.

Digamos que ahora empiezan a contar en sus dedos y se dan cuenta que están embarazadas, probablemente lo primero que hagan es contarle al padre del niño que va a ser papá. Desafortunadamente las estadísticas en todo el mundo sobre este tema nos dicen que, treinta días después de que ustedes le comunican que va a ser papá, el se irá de su lado. Esto es el 90% de estos hombres, y luego son ustedes quienes se quedarán con la decisión de que hacer.

Muy bien, la decisión más fácil era decir no y correr rápido!!!, pero ya no pueden cambiar eso, entonces tenemos tres posibilidades, ninguna de las cuales es fácil.

La primera, es llevar ese niño a término y en su corazón lo aman, pero tienen que preguntarse si pueden quedarse con él o si lo tienen que dar en adopción. Ustedes le han dado lo único que podían darle, y es la vida. No es fácil, pero es una buena decisión.

 La segunda posibilidad es quedarse con él y criarlo, su vida cambiará, habrán cambiado las fiestas, juegos, idas al cine, por pañales y formula; sin embargo esta es también una buena decisión, no fácil, pero buena; lo más fácil era decir que no.

 Estas dos decisiones no son fáciles pero son las mejores, he viajado por todo el mundo y he hablado con miles de mujeres de todas las edades, jóvenes y viejas como yo, pero ninguna de ellas se ha arrepentido de dar vida a su hijo. Pero que he encontrado miles de mujeres que harían cualquier cosa por volver al pasado y darle la vida a su hijo, porque ellas tomaron la decisión que Julie y yo tonamos, “el camino fácil” , el aborto, la tercera opción y que no es nada buena.

En los Estados Unidos, tenemos un comercial en el cual se ve a una mujer muy bonita paseando en una bicicleta por el parque, de pronto para frente a la cámara y dice “tengo herpes, pero me tomo un píldora una vez al día y realmente está bien controlado” ¿ es así como ustedes quieren vivir? Ustedes merecen algo mejor, algo mucho mejor.

Los condones y las píldoras, pueden tal vez evitar el embarazo, pero una enfermedad de transmisión sexual se quedará con ustedes por el resto de su vida. Ustedes se merecen mucho más.

Muy bien entonces tomaron sus decisiones, ya lo hicieron y de ahora en adelante tendrán que vivir con esas decisiones. Seguramente algunas de ustedes estén virando sus ojos y pensando que todo esto es tonto, pero déjenme decirles que ni los condones ni las píldoras podrán arreglar un corazón roto, sus emociones, una vez que ustedes se han entregado por nada.

Mi oración por ustedes este días, es que empiecen de nuevo si han estado sexualmente activas, y que decidan que son mejores y merecen más.

 Si ustedes han estado bajo presión, déjenme decirles, que el amor, jamás les pedirá algo que les comprometa, hacer algo que no quieren hacer o que las puede lastimar. El amor es amable, dulce, suave, el amor no busca su propia satisfacción.

Si ese hombre que esta con ustedes,  al que le dicen que no, y lo acepta y respeta, chicas, tienen un ganador, pero si se va y piensa que ustedes solo valían esos cinco minutos, entonces ¿Qué han perdido?

Mi oración por ustedes es que recuerden este día y nuestras historias,  y que un día cuando ese hombre especial viene a ustedes, y saben que ese es el  hombre que quieren para el resto de su vida,  que puedan pararse frente a él y mirarle a los ojos y que le digan, vengo sin enfermedades, sin disculpas porque esperé por ti, en la escuela los chicos se burlaron de mí, me decían que me había perdido mucha diversión y que era tonta y anticuada, pero yo sabía que un día yo te encontraría. He venido a ti sin un pasado. Que puedan pararse frente a su sacerdote y cambien los anillos y sus votos, que tengan un hermosa recepción con sus amigos y familia, libre de toda culpabilidad por que lo hicieron de la manera correcta, se suben a su auto y se van a ese lugar especial, que solo ustedes saben y que pueden tener las relaciones sexuales más maravillosas que puedan imaginar. Eso quiero para ustedes, que Dios las bendiga.

Dependiendo de la edad del público se reemplazaba la charla de castidad por el testimonio de Kay; el cual se encuentra a continuación:

“Hoy en día tiene opciones, que suerte tiene”

Esta palabras fueron dichas por una enfermera que estaba observando en la oficina del doctor. ¿Cómo iba a saber el impacto que tendrán esta palabras en mi vida? Me acababa de enterar, a la edad de 39 años, que estaba embarazada, “si yo no podía tener hijos” “mi segunda hija fue adoptada”. Ahora con dos hijas adolescentes, un negocio que demandaba de mi tiempo y me ofrecía prestigio y reconocimiento,  ¿qué haría yo con un bebé? Así es que me aferré a esas palabras y después de hablar ( convenciendo a mi esposo), hice una cita y me dejé llevar por ese camino más fácil.

Tenía que asistir a una cita de consejería, fue la siguiente:

Me llevaron a una habitación donde había una mesa y dos sillas -¿Es tu nombre Kay? ¿Sabe tú esposo que estas aquí? Y con eso dio la vuelta el papel y me dijo firma en la línea, y yo firme la vida de Sarah Marie. Ella ya nunca hará pastelitos de lodo, y yo ya nunca le llevaré a comprar su vestido de novia.

Me dijeron que me ponga una bata blanca y así lo hice. Pude verme frente al espejo, tenía un pequeña bola en mi estómago, y mientras lo acariciaba, me preguntaba si lo que estaba haciendo era lo correcto y me repetía mí misma, “lo cogimos a tiempo, y todavía no es un bebé, además es inconveniente” y decidí seguir adelante con el aborto.

Me inyectaron una solución salina, fue un poco incómodo pero no doloroso. Debía regresar a los dos días para la “extracción” cuando lo hicieron, cometieron el error de pasar el cuerpo quemando de mi hija frente a mis ojos y lo votaron en el tacho de basura que estaba a la cabecera de mi cama. En ese momento supe lo que había hecho, había matado a mi propia carne.

Se apoderó de mí el terror y empecé a gritar,  la enfermera me miró a los ojos y me dijo “ cállate, vas a asustar a las otras pacientes; todas son iguales, mañana volverás a tú vida normal”

¿Normal? Nadie me advirtió sobre las consecuencias del aborto. Si era un simple proceso de remover un tejido, entonces, porque me sentía tan vacía y con tanto dolor en mi corazón. Me despertaba noche tras noche, con terribles gritos, solo para descubrir que eran mis gritos, escuchando una y otra vez el cuerpo de mi hija golpeando el tacho de basura. Ahora sé, que mis hijos escucharon esos gritos y lo único que podían hacer era taparse la cabeza con las cobijas.

Las pesadillas continuaron, mi relación con mi hijas se dañó. Me alejé de la Iglesia, tenía terror que aquellos que me conocían descubrieran lo que había hecho

Le pedía a Dios que me diera otra oportunidad y que si me regalaba otro hijo, esta vez yo sería una buena madre,  El escuchó mi plegarias y me regaló un hijo varón. Sin embargo las cosas no mejoraron. Pasé por un divorcio muy feo, porque cada vez que hablaba con mi esposo sobre el tema, el me recordaba que fui yo quien se acostó en esa cama obstetra para matar a nuestra hija.

 Mis hijas mayores ya me habían dado nietos, y ni siquiera podía sostener a mis nietos en mis brazos, ¿qué clase de abuela era?

En este punto caí en una profunda depresión, traté de suicidarme dos veces, sin éxito, y pensaba que era tan tonta que ni siquiera podía quitarme la vida. Todos estos síntomas son comunes en mujeres que se han hecho un aborto.

Un día dieciséis años más tarde del aborto, estaba en el trabajo y empecé a llorar incontrolablemente, tuve que pedir permiso y salir de la oficina. Cuando pedí permiso debo haber estado totalmente descontrolada, porque me vieron la cara y no preguntaron nada, sencillamente me dijeron, vete a casa.

En el camino a casa, me di cuenta que necesitaba ayuda, como recordarán yo estaba divorciada y necesitaba trabajar para mantener a mi hijo, entonces paré en la oficina de mi médico y por primera vez en todos esos años mencioné la palabra aborto. Me dieron medicinas antidepresivas muy fuertes y el doctor me mandó a consejería.

Estaba tan deprimida, que en ocasiones tenía personas que venían a casa a ver si estaba bien, a vestirme y llevarme a consejería. Realicé esta consejería por tres meses y medio, período durante el cual pude descubrir el inmenso amor de Dios, y que El me había perdonado hace ya muchos años, cuando le grite por primera vez en agonía.  Entonces me prometí a misma ayudar a otras mujeres que han sido lastimadas por el aborto y contar mi testimonio a quien lo quisiera oír, para que no cometan el mismo error que Julie y yo cometimos.

Gracias

Chicas no se olviden de las palabras de Kay; sean verdaderas mujeres y aprendan a decir no, es mucho fácil decir que sí, pero eres mucho más mujer si dices no y respetas tú dignidad. Así que empiecen a practicar, No, No, No, para que ese día lo puedan hacer.

Vamos a darle a bienvenida a Brad:

Saludos desde los Estados Unidos. Tengo cuatro hijos en casa y estarían muy contentos de saber que estoy hablando en una habitación llena de mujeres hermosas, así que tomaré fotos de ustedes para llevarlas a mis hijos.

Yo estoy aquí para decirles que los padres de los niños que han sido abortados con frecuencia sufren daños emocionales muy fuertes. Las investigaciones que se han realizado sobre el tema, nos dicen que aproximadamente el 8% de los padres de los niños que han sido abortados sufren trauma severo. Esto significa que en los Estados Unidos entre cuatro y cinco millones de hombres caminan diariamente con síndrome post aborto.

 Permítanme que les hable de Vick Padressi, vivía en Minneapolis Minnesota, estaba teniendo relaciones sexuales con su novia, quien tenía una hija de dieciocho meses de una relación previa.  Su novia se quedó embaraza, y el estaba muy contento, hablaron de casarse.

Sin que el supiera y sin pedirle permiso, ella se hizo un aborto. Vick, estaba furioso, fue hasta su apartamento, en donde una pelea se inicio y fue en escalada. El tomo una pistola y la apunto a su pequeña niña, y dijo, tú mataste a mi hijo y yo voy a matar a la tuya. Disparo a la pequeña niña. En otro acto de crueldad puso la pistola en su propia cabeza y tiró el gatillo. Ahora a los pies de esta mujer, se encontraba el cuerpo inerte de su hija y su amante y tenía que sufrir también la muerte de su hijo no nacido.

El hombre tiene instintos de proveer y proteger a su familia. Ustedes ven, la participación del hombre en la reproducción termina en el acto sexual y es aquí donde la mujer se hace cargo totalmente. Entonces su atención cambia a proveer y proteger a sus hijos, y cuando un aborto ocurre trae efectos emocionales; de salud;  muy serios;  afectando también su bienestar en general.

Hablemos un poco de los síntomas de un padre post abortivo. El síntoma número uno que yo veo en consejería, es la ira, y cada vez que los hombres actúan en ese estado de ira, resulta dañino para los demás y ellos mismo.

Los pioneros del hombre y el aborto, usan un término llamado de gancho,  de tal modo que cuando ellos ven, tocan, escuchan o huelen algo que les recuerda a ese aborto, reaccionan con ese sentimiento de ira y pueden reaccionar de tan mala manera como Vick Padressi o simplemente pueden gritar.

El abuso de alcohol y drogas también es muy común, para amortiguar el dolor de ese niño que no pudieron proteger.

Relaciones fallidas son casi siempre  un factor, y como Julie les habló de sus tres esposos, ella es un prueba viva de que las relaciones fallan después de un aborto.

Hemos observado disfunción sexual en el hombre, después del aborto. Algunos hombres me han dicho en consejería que el solo pensamiento de tener una relación sexual, les da nausea, porque está muy unido a la experiencia del aborto.  En otros casos, algunos se vuelven muy promiscuos, porque desesperadamente quieren encontrar amor en una relación física. Otros síntomas son ataques de pánico, problemas para manejar situaciones difíciles, recuerdos, pesadillas y auto aislamiento.

¿Qué creen que piensan aquellos que promueven el aborto sobre los hombres que sufren por ello? Simplemente dice que pena, mala suerte! Y no tienen ninguna simpatía por los hombres que sufren.

La manera en que nosotros tratamos a los hombres con síndrome post aborto es permitiéndoles que sufran y lloren la pérdida de su hijo. Necesitan hacerse responsables por el embarazo, y luego necesitan buscar perdón de todos aquellos que estaban involucrados.

También tenemos que trabajar el problema de ira; pero lo que hacemos es dejarles llorar tanto como lo necesiten. Porque si un padre pierde su hijo de dos años, el llora la muerte de ese hijo, pero si un padre pierde su hijo en el aborto, la sociedad no le permite vivir ese duelo y si él no llora esa pérdida, va a tener una serie de problemas psicológicos. Entonces es muy importante que ustedes sepan, que el aborto afecta dramáticamente al padre también.

 Muchos de estos padres con los que yo he hablado me han dicho que si pudieran empezarían todo nuevamente, escogerían abstenerse de tener relaciones sexuales en lugar de tener que vivir nuevamente todo el dolor del aborto.

El aborto es maligno, es un cáncer, que lástima e inutiliza todo aquel que lo toca. Otros miembros de la familia también sufren de síndrome post aborto; los abuelos, tíos, tías, hermanos menores o mayores, todos saben que un miembro amado de la familia ya no está.

Jack Draper, embarazó a su novia,  estaba muy feliz de ser padre, pero ella no estaba tan contenta. Sin su conocimiento ella decidió hacerse un aborto. Jack Draper publicó un obituario en el periódico, nombró a su hijos Zackary y empezó a vivir el duelo de su hijo. Estos son muy buenos signos. Significaba que él estaba trabajando con su dolor; pero cuando la fecha en que debía nacer el bebé llegó, el dolor fue demasiado grande.

Se dirigió al parqueadero de Plan Parenthood, en donde su hijo fue abortado y se puso una bala en la cabeza.

 La muerte trae muerte y más muerte y más dolor. Si hay algo que recuerden de hoy día, es que la acción del aborto trae mucho dolor.

Muchas gracias

Todo lo que hemos escuchado hoy, se conoce como síndrome post aborto, tanto en hombres como en mujeres.

 La tasa de mujeres que sufren síndrome pos aborto es mucho más alta que la del varón. La mujer presenta los síntomas que Kay y Julie han compartido con ustedes en esta charla, depresión profunda, promiscuidad, alcoholismo, drogadicción, entre otros.

Nosotros hemos tenido casos de mujeres que han abortado hasta siete veces, porque entran en círculo vicioso de búsqueda de amor, sentirse amadas, tratar de llenar ese vacío con relaciones nuevas y nuevos embarazos, y a veces solo necesitan saber si pueden embarazarse nuevamente.

Pero si alguna de ustedes ha tenido ya la experiencia de un aborto, o conocen a alguien que haya abortado, queremos decirles que si hay sanación, que si hay una manera de salir adelante y que nosotros estamos aquí para ayudarles, si ustedes necesitan ayuda no tengan miedo de llamar para que puedan encontrar sanación y tener una vida nueva.

Aquí en el sur quienes han sido entrenadas en el Proyecto Esperanza y pronto podrán trabajar con aquellas personas que lo necesitan, son Jackie y Martita de La Casa de la Familia. No teman hablen con ellas, en total privacidad; se pueden comunicar al 3021449 y encontrar apoyo para salir adelante.

(Martita) Nosotros estamos muy cerca de ustedes, estamos en la Ajaví y pertenecemos a la parroquia Cristo Resucitado, aquí trabajamos el síndrome post aborto porque se ha evidenciado que la razón por la que no pueden tener una vida normal y tienen problemas con la familia, marido e hijos, es porque tienen pendiente este duelo no resuelto, que es la muerte de su hijo o hijos, dependiendo del número de abortos que haya tenido,  esto es lo que estamos trabajando. También tenemos un proyecto muy lindo que es el parto amoroso, hacemos el acompañamiento a las madres durante del embarazo hasta el momento del alumbramiento. Luego trabajamos a continuación con el desarrollo de la relación madre bebé, porque a veces no sabemos qué hacer ni como establecer un vínculo amoroso con ellos y nosotros les apoyamos hasta que el niño tenga cuatro años.

Estamos muy cerca de ustedes y si ustedes conocen de alguna amiga, familiar o ustedes mismas, comuníquense con nosotros estamos para apoyarles, nuestro teléfono es el 3021449.

Luego a partir de preguntas hechas a la audiencia se les regaló un bebé de plástico de doce semanas a aquellas que contestaron bien.

¿Qué edad tiene este bebé (modelo de bebé de doce semanas)?

Respondieron doce semanas.

Muy bien ahora esta es la vida que tú tienes que proteger y levantar su voz para que no hayan más mujeres ni niños víctimas del aborto. Para que tú seas un portavoz de lo que has escuchado hoy.

¿Cuál es el límite alrededor del sexo?  El matrimonio

Muy bien!!!

Preguntas:

¿Qué pasa con un aborto natural?

Es una muy buena pregunta,  Cuando tú cuerpo se prepara para un aborto espontaneo, es un proceso muy natural y la mayor parte del tiempo no es una situación de emergencia médica. Cuando tú estás embarazada y te haces un  aborto, el proceso se para de manera abrupta y tú cuerpo no entiende lo que pasó. Ha habido muchos estudios que relacionan esto con el cáncer de mama en a mujeres que han tenido abortos, especialmente en su primer embarazo. Porque como ustedes saben, sus senos se preparan para alimentar al bebé, si pierden el bebé de manera natural su cuerpo se hace cargo de esa producción de la leche. Cuando se hacen un aborto, sencillamente su cuerpo entra en shock y el cuerpo no sabe cómo solucionar eso. No solo hay consecuencias sicológicas, sino también físicas.

Básicamente, cuando hay un aborto espontaneo, el cuerpo sabe cómo trabajar con esa producción de leche y todo el proceso requerido de reajuste. Pero cuando hay un aborto, el sistema del cuerpo se cierra de golpe y no sabe como asumir

A continuación, la transcripción de la charla de Brad Mattes a consejeros de síndrome post aborto.

Aproximadamente doce líderes próvida en los Estados Unidos, iniciaron el trabajo de síndrome post aborto en el varón. Nuestra meta es crear conciencia del síndrome post aborto en el hombre, proveer, dar sanación y consejería a  estos hombres que están sufriendo por el aborto. La red está hecha con gente altamente profesional, phds, personal médico, y algunas personas como yo hacemos consejería de persona a persona.  Todos estamos acreditados de alguna manera, aplicamos nuestro conocimiento de diferente forma para poder apoyar a todos los hombres en todo el país.

 En  Abortion . Org, hay mucha información que pueden usar, está todo en Inglés. Ojalá lo tendríamos en español, pero no lo es. Todo lo que les voy a contar este día, lo pueden encontrar en la página web. Uno de los recursos que tenemos se llama “Puedes escuchar su dolor” es una explicación de porqué el hombre es afectado en el aborto; cuáles son los síntomas y como tratarlos. Hay dos versiones diferentes, una Cristiana con pasaje bíblicos para compartir con los hombres, y también una versión secular. Esta es una presentación de power point, con leyenda. Si quieren la versión religiosa, tendrán que imprimir también la leyenda. Cualquiera puede hacerlo. Está diseñado para que cualquiera pueda aplicarlo. 

Por favor pasen estos folletos para que puedan ser revisados por todos. Este es un folleto con el resumen del aborto en los hombres.  Hay citas en la parte de atrás. Es muy importante para ellos que la bibliografía de la información esté clara.

Llega el Padre Pedro Jesús,  que va a trabajar en consejería de síndrome post aborto para varones.

Este folleto, ha sido utilizado de manera muy efectiva en los Estados Unidos. Vivo en Cincinnati, Ohio, sin embargo, recibí una llamada de alguien en Hawái, esto no pasa a menudo, pero me llamó una mujer que tenía el folleto, y me dijo, esto describe a mi esposo de manera perfecta. Me pregunta: ¿“ y ahora qué hago? Yo le pregunto, si su esposo ha visto el folleto; que lo comparta con él.

 Muchas veces el hombre no se da cuenta de que su comportamiento ha sido afectado  por un aborto en el pasado.  Cuando leen este folleto pueden examinar su vida y hacer conexión con ese aborto. Los hombres se encuentran en estado de negación, con respecto al aborto.

Cuando leen las cosas que los describen exactamente, pueden abrir sus mentes y pedir ayuda. Los consejeros que caminan en las calles y hablan con las mujeres que se acercan a un clínica de aborto entregan este folleto a los hombres que las acompañaban. También se entregan en colegios y universidades para educar al hombre sobre el tema de aborto. Hemos imprimido cientos de miles de estos folletos.

- ¿lo hacen de manera clandestina?

 No,  depende de donde esta, la manera en que te puedes acercar a ellas.

En los Estados Unidos el aborto es legal en todo el país y los hombres, incluso si están casados, no tienen derecho alguno sobre el niño no nacido. En las sociedad americana, si una mujer decide hacerse un aborto, el hombre tiene que apagar sus emociones, como si nunca hubiera sido padre. Si ella decide tener el hijo, entonces la sociedad espera que él, prenda sus emociones y le de apoyo económico al hijo hasta que cumpla dieciocho años.  Los hombres, emocionalmente, no pueden hacer eso, no es fácil.

Este es otro recurso que tenemos, escrito por otro pionero del aborto y los varones, el señor Williams, quien tiene un diploma en consejería. Se trata de un manual para enseñar a los hombres como dar consejería a otros hombres.  También hay un estudio Bíblico para ayudar a hombres a sanar del síndrome post aborto. Cuando un hombre se acera en busca de consejería, trabajamos con él a través de un estudio de Biblia.

 Nosotros creemos que un hombre no puede sanar después de un aborto sino es a través de la Sangre de Cristo. Les puedo ayudar hasta cierto punto, pero si ellos no tienen un encuentro personal con Dios y aceptan el perdón que El les ofrece, la sanación no puede terminar. Entonces el proceso de consejería debe ser fundamentado en la palabra de Dios.

-las personas que tal vez creen pero no quieren profundizar su relación con Dios, ¿se quedan fuera del método?

Si se comprometen a seguir el programa, entonces encontrarán sanación, pero si se alejan de su Fe, no solo su proceso de sanación se va a ver afectado, sino también el resto de su vida.

-Nuestro trabajo, no solo es llevarles por un proceso de sanación, sino también evangelizar-

Por esta razón, es importante que el proceso esté fundamentado con la Biblia, para que el hombre tome responsabilidad sobre ese embarazo y por el aborto si él lo pidió, colaboró, o de alguna manera lo empujó.

Tienen que arrepentirse de ese pecado y pedir perdón, deben confesarse y debe haber una absolución.

 -Tienes que creer en el perdón de Dios, para poder perdonarte a ti mismo- 

Lo más importante es que nosotros aceptemos el perdón de Dios, para  demostrar que Dios tiene el todo el poder y la gloria y es El, el todo poderoso y eso nos basta, Su perdón.

Cuando yo explico el perdón de esta manera, es más posible para el hombre hacerlo, es más factible. El perdón es un punto céntrico que tenemos que trabajar con el varón cuando hacemos consejería.

-hay un punto en la Biblia, de que un hombre se perdona a sí mismo y otro que no lo hace, y son Pedro y Judas. Pedro llora su pecado y regresa a su comunidad, mientras que Judas, no se perdona su pecado y sigue en la misma muerte que ya tenía- (padre Pedro Jesús)

No hay evidencia que hable de Judas pidiendo perdón, y comete suicidio, y de hecho, algunos padres de niños abortados cometen suicidio.

Pedro pide perdón y lo recibe de Jesús mismo y fue la roca en la que se fundó la Iglesia. Pueden haber diferentes puntos de vista sobre este tema que estamos hablando, y es necesario adaptar nuestra consejería a nuestras propias creencias.

Porque la doctrina varía de acuerdos las creencias, y este proceso del perdón depende de la creencia de cada uno, y seguramente van a llegar a nuestro consultorio, personas de otras creencias también y debemos ayudarlas.

Una las cosas que decimos a los hombres con respecto al perdón, es “ que es el perdón y lo que no es”

El perdón  no es aceptar lo que el abortista hizo, o lo que la chica hizo en el aborto,  el perdón es hacer una decisión de manera consciente,  de perdonar a esa persona por lo que esa persona hizo, aunque no estés de acuerdo con eso. CT Coyle, hizo un libro maravilloso sobre el aborto.

-Cuando yo hago consejería, siempre les digo que perdonar es un acto muy egoísta, porque la persona a quien tú no has perdonado, seguramente ya se fue o se olvido del tema,  el perdón no es decir que lo que otros hicieron estuvo bien,  el perdón es decir, no voy a permitir que el pasado me retenga- (Kay)

Mientras el padre que está dolido odia a esa persona,  esta mantiene un poder sobre él. Cuando hago consejería, me gusta hacerlo de uno a uno.  Puedes hacer consejería grupal, si esa es tu decisión, pero yo recomendaría que el grupo sea un máximo de tres o menos. Porque, un hombre se esconde generalmente detrás de otros hombres que son más comunicativos y si no hay comunicación no habrá sanación.

Lo que usualmente hago, es tener una reunión con ellos cada semana, por aproximadamente una hora, u hora media, por diez o doce semanas.  Y les mando un deber para la siguiente reunión.

Esto permite que la palabra de Dios se permeable durante todo el proceso, que se sedimente y que los hombres la puedan procesar. Una reunión semanal es muy buena, pero se necesita aun más.

 Cuando tengo mi primera reunión con un padre, le pido que me cuente su historia desde el principio hasta el fin. Entonces la primera cita puede ser de dos o tres horas.  Le pido permiso para tomar notas, porque me ayuda a recordar cosas. Le aseguro que todo lo que comparten con nosotros es estrictamente confidencial, como si fuera una confesión.

En los Estados Unidos la ley establece que si el amenaza con suicidarse, debo reportarlo a las autoridades.

Recolectar información es esencial para la consejería, porque, por lo general, cuando buscan consejería ya ha pasado muchos años.  Y con frecuencia los hechos son cambiados en su mente, debido a las emociones.

Les digo que hay culpabilidad saludable y culpabilidad dañina. La culpabilidad saludable viene de Dios, porque les ayuda a ver que hicieron mal para que no lo vuelva a hacer.  La culpabilidad dañina, no es más que el murmullo del demonio en su oído, diciéndoles que ellos son los responsables del aborto y que no actuaron para evitarlo.

Si te dicen todos los detalles desde el principio pueden identificar las áreas de la culpabilidad dañina y mostrarles a manera de espejo que eso no es verdad.

Lo siguiente que quiero compartir, es el sentimiento de ira que todos los hombre tienen. Con frecuencia tenemos que trabajar el tema de la ira durante todo el proceso de consejería y les enseñamos la palabra de Dios, en donde se les dice que deben dejar el pasado y continuar hacia adelante. 

-tengo una pregunta, ¿este sentimiento de ira no será que está conectado con una emoción del pasado, familiar o una experiencia?.-

Hay que hacer un seguimiento de este sentimiento de ira, para saber si está relacionado con el aborto.

No importa que dolor o asunto en particular pueda el estar enfrentando, siempre Dios le dará la sanación. 2 Timoteo 3,16 dice que la palabra de Dios puede ser usada para enseñar, aprender y guiar.

Al principio de la consejería hablo mucho de la fe, la creencias propias de la persona y establezco claramente que la palabra de Dios es un camino que nos enseña el amor y el perdón de Dios, la palabra de Dios nos da una luz y los Católicos la complementan en la Iglesia con los sacramentos y otras herramientas. Pero es muy importante, tener un libro de reglas, sea la Biblia, el Catecismo para que tengan los límites claros que tiene que aplicar en su vida para poder salir adelante. De tal manera si el empieza a cruzar esos límites, se lo puede retomar, recordándole las reglas del juego.

Recomiendo que solo un hombre haga consejería a un hombre, porque al recoger la información, el hombre nos dará muchos detalles de su vida, incluso muchos detalles íntimos del embarazo y el aborto y no sería apropiado que una mujer escuche este tipo de detalle.

Además muchos hombres que han pasado por la experiencia del aborto, no confían en las mujeres. Es necesario proveerles de un ambiente neutral de género, donde se sientan seguros. En los Estados Unidos los centros de ayuda a la mujer son diseñados de manera muy femenina y si tratamos de dar consejería a un padre post abortivo en un ambiente como ese, no funcionaría.

-Si vamos a trabajar aquí con hombres y mujeres, es posible usar este ambiente que tenemos aquí en la Casa de la Familia-

Sí, me di una vuelta viendo el lugar con ese punto de vista, y creo que está bien. Pero si hay muchos cojines y detalles femeninos un hombre se sentiría muy incomodo. Nosotros decimos estaría muy rosado para ellos.

Hay cosas pequeñas y no muy  caras que se pueden hacer para que un hombre se sienta cómodo. En los centros de salud para las mujeres  hay revistas de mujeres,  se podría hacer lo mismo para los hombres, poner revistas de deportes o carros.

Un centro tenía un sofá de cuero negro y una televisión grande con un control remoto. No se necesita mucho para hacer a un hombre feliz, hacerle sentir cómodo.

-así no tenga un televisor, entréguenle un control remoto-

Hay tres puntos clave que se necesitan para crear una atmósfera agradable para un hombre:

a)      necesita saber que no está siendo juzgado y sentirse seguro; b)

b)      necesita un ambiente no femenino;

c)      necesita saber que lo que diga será en total confidencia y no será compartido.

 Algunos hombres se sienten más cómodos si hablan en un bar, generalmente van a mi oficina, la cual he diseñado de manera específica para poder hablar con ellos.

Otra cosa que es esencial, es conseguir que el hombre tenga conciencia de la existencia real del bebé. El bebé no estuvo dentro del cuerpo del hombre y sus hormonas no fueron afectadas, ni tuvieron nauseas durante la mañana, ni sus senos estaban sensibles, o nada de los recuerdos físicos del embarazo, entonces el hombre puede pensar que este bebé fue algo abstracto, perdido en el espacio.

Di consejería a un hombre joven, que había participado de un aborto algunos años atrás y había regresado a la Iglesia.  creía que había sanado, pero cuando su esposa y yo hablamos del aborto, había como un velo que lo cubría y no había emociones. Entonces hicimos consejería, todo estuvo bien hasta que le mande de deber que le dé un nombre a su hijo. Me vio de manera muy extraña, ¿qué me estas pidiendo? Y repetí lo que quería al final de la sesión. Cuando regresó la semana siguiente, lo primero que me dijo fue que esa pregunta cambió mi vida, porque hasta entonces el bebé no era real. No había una tumba, un cuerpo para llorar.

-que le molestaba-

No podía sanar porque no sabía que el niño era real.  Buscó ayuda porque quería ayudar a otros padres y había regresado a la Iglesia.

No permitimos que un hombre que no haya sanado el aborto empiece a dar consejería a otros. Cuando el bebé fue real para él, pudo hacer su proceso de duelo y terminó su proceso de sanación.

Algunos consejeros trabajan con la pareja, hombre y mujer, esposos. Cuando el hombre o la mujer llegan con un aborto en el pasado, afectará todo su matrimonio. El benefició de atender a una pareja,  elimina las barreras de género. El hombre puede ver en mayor detalle como el aborto afectó a la mujer, así mismo, la mujer puede saber de qué manera el hombre fue afectado. Durante el proceso pueden expresar sus pensamientos y de qué manera les duele, de tal modo que si están casados puede también funcionar como consejería matrimonial.

-         ¿En el caso de que el aborto fue de los dos?-

No necesariamente, pues si el hombre se ha ido y se ha casado con otra persona, afectará la relación en su matrimonio.

-por ejemplo aquí tenemos mujeres que se han hecho un aborto y no quieren que su nueva relación sepa sobre el aborto, porque en este país eso es imperdonable.-

Eso es algo que ella tendrá que trabajar y también ustedes como cultura.

Cuando el hombre que encuentra sanación quiere buscar a la mujer que hizo el aborto, yo les diría que tengan mucho cuidado con eso y mucha oración.

Durante el proceso el hombre ha modificado algunas decisiones y ha tomado estilos de vida que no necesariamente son la forma de vida que agrada a Dios. Esto es el resultado de alejarse de su fe por tener relaciones sexuales fuera del matrimonio y otras cosas que le llevaron a alejarse de Dios. Incluso si el hombre trató de evitar el aborto a veces toma decisiones después que le llevan a actuar de una manera que no es buena ante los ojos de Dios. Durante el proceso seguramente va a buscar un grupo de amigos que le apoyarán en esta forma de vida inadecuada.

Durante el proceso de  consejería debemos comparar constantemente su estilo de vida, su comportamiento con las escrituras y la guía que tenemos, a las reglas establecidas, de tal manera que se va a dar cuenta que necesita nuevos amigos.

Con frecuencia tampoco están activos en su Iglesia, y cuando vuelven a la Iglesia es un buen lugar para encontrar un nuevo círculo de amigos. De la misma manera que algunos amigos le van a llevar al alcohol y a las drogas, también le pueden apoyar en este comportamiento negativo después del aborto. Y nosotros esperamos que el Espíritu Santo convierta a estos hombres, en hombres nuevos en Dios. Tenemos que entender que no es por nuestro poder que ellos han encontrado la sanación, que es por el poder del Espíritu Santo que nos ha escogido utilizarnos a nosotros como instrumentos de esa sanación. Yo fui recordado muy claramente de esto, por un hombre al que estaba haciendo consejería, cada martes después de la hora de trabajo, él venía a mi oficina por una hora y media de consejería.

 Algunas semanas ya dentro del proceso de sanación, yo pensé que no estábamos progresando mucho y mientras esperaba que el llegué yo me estaba sintiendo muy mal conmigo mismo y además podría estar en la casa con mi familia relajándome. Pero a veces el Señor te pone en el camino muy rápido. Cuando el entró, me dijo, antes de que hagamos nada, tengo que decirte algo. Estaba totalmente feliz por todo lo que el Señor había hecho en su vida y todo el progreso que él había logrado durante la consejería y eso no fue una coincidencia, y con lágrimas en mis ojos, mire al cielo y pensé, me llegó el mensaje Señor.

Es tan humilde y hermoso, poder ver a un hombre que se llena de alegría ante tus ojos.

Hago consejería en mi oficina; con la última persona que hice consejería, incluso mi secretaría puedo observar el cambio. Solía venir con la cabeza baja y no hacía contacto visual, hablaba muy poco. Cuando terminamos la consejería estaba lleno de alegría y quería estar con otras personas, todos las personas alrededor de él pudieron ver a un hombre nuevo. Los miembros de la familia también lo sintieron.

Es bueno hacia el final de la consejería trazar una línea, para que el hombre pueda ver cómo era su vida antes de sanación y como es su vida ahora. Entonces con frecuencia yo hago una ceremonia final con el padre y esta puede ser totalmente diferente, dependiendo de las preferencias del padre. Uno de los papás era bueno trabajando con la madera, entonces hizo un bote de madera para su hijo y lo dejó ir en un riachuelo y lo vio como se alejaba movido por el agua.

El padre más reciente con el que trabajé, plantó un árbol en su jardín con sus hijos. Puede también hacer algo muy religioso, como tener una ceremonia en una Iglesia, con oraciones, himnos, y algunos pueden incluso invitar a sus amigos a celebrar la sanación.

Es un momento dado el consejero debe ya tener un límite con la relación con él y dejar que continúe su vida. Con frecuencia les dejó saber que estoy ahí si me necesitan, pero que tienen que confiar en Dios y en su fe y generalmente no vuelo a saber de ellos sino muy rara vez.

Una de las cosas más difíciles es ubicar a los hombres que están sufriendo después del aborto y la Iglesia es tierra fértil para eso. Yo llamo a estos padres, como los padres de la última fila. Desesperadamente quieren restablecer una relación con Dios y sienten que han caído en un pecado imperdonable y que Dios les odia y literalmente se sientan en la última fila de la Iglesia.

He hablado con sacerdotes y pastores y les he dicho que la Iglesia tiene que ser claramente un sitio de sanación y amor. Recomendaría a los sacerdotes para que cada mes o cada tiempo que ustedes crean conveniente, recordar que la Sangre de Cristo cubre todo los pecados, incluso el pecado del aborto. Cuando Cristo dijo desde la Cruz, todo está consumado El murió por todos nuestros pecados, no solamente por los que creemos son grandes o los más pequeños, El murió por todos los pecados. Es muy importante que los hombres y mujeres  escuchen de su líder espiritual, que tienen esperanza de sanación y perdón y que no están solos, que hay muchos como ellos por ahí; que pueden venir de manera privada o pública como se sientan más cómodos, para empezar ese proceso de sanación; que nadie les va a botar de la Iglesia y que son bien venidos en los brazos amorosos de Cristo.

Algunas veces los pecadores necesitan un Cristo de carne y hueso, y nosotros no podemos ser Cristo,  pero si sus herramientas.

Muchos padres que sufrían me han dicho que el punto de partida para ellos fue escuchar ese mensaje en la Iglesia.

Debemos con frecuencia predicar que el aborto es un pecado que no queremos que se cometa, porque no queremos que la gente se realice un aborto pensando que no es un pecado. Pero para aquellos que lo han cometido, deben saber que el Señor los perdonará. Si las Iglesias alrededor del mundo lo harían, pienso que habría mucha sanación.

Yo creo que el aborto es una de las mejores herramientas de Satanás para llevarse almas al infierno. Constantemente les dice al oído que no hay esperanza, que han ido muy lejos y que lo que han hecho no tiene perdón.

Cuando doy consejería a los hombres, les dejo saber que Satanás está al asecho, cuando Satanás te recuerda de tú pasado el recuerda su futuro.

¿Tienen preguntas?

-hay casos en que adolescentes han sido llevados al aborto por sus padres, familia, el mismo novio-

-Esto sucede con frecuencia aquí-

-El síndrome post aborto, es muy sutil, entra en la vida de las personas de una manera casi imperceptible,  empiezas a cambiar amigos, a consumir alcohol y drogas, para cuando te das cuentas ya estás llevando un vida que te hunde-

-este comportamiento es también una forma de auto castigo-

En los Estados Unidos, investigación ha demostrado que generalmente le toma a una mujer de 7 a 9 años descubrir que tiene síndrome post aborto.

-A Julie le tomó 24 años y a Kay 16, darse cuenta que tenían síndrome post aborto-

-Cuando estábamos en Australia, el año pasado, nos encontramos con abuelos que necesitaban consejería, especialmente el abuelo, porque era su pequeña hija quien aborto a su nieta.

¿Están familiarizados con el caso de Terry Schiavo?

-la mujer que le desconectaron de los alimentos para dejarla morir

Yo tengo una relación cercana con la familia de Terry, y vi síntomas muy parecidos de síndrome post aborto en Bob, el padre de Terry, porque él no pudo proteger la vida de Terry. Dios ha dado al hombre instintos para proteger y proveer para sus hijos, instintos que son tan profundos, que cuando el no pudo proteger a su hija, sufrió de estos sentimientos ira, hasta el día en que murió.

El instinto del hombre es tan grande que él hombre no lo puede ignorar, es muy importante para él.

-mi área de trabajo es el control de personas narcodependientes y creo que casi todos tienen un proceso de síndrome. Algunos vienen una vez y no regresan, otros perseveran. La semana pasada una mamá me decía que la hija se quedó embazada y que ella le llevó a abortar, sin consultarle.

Otra chica me decía que escuchaba la voz del bebé, que le llamaba  y luego las cosas se pusieron peor porque ella sentía que el bebé le jalaba-

Es interesante que me dices eso, yo una vez hice consejería a un hombre que podía sentir como un niño pequeño le tocaba la pierna de vez en cuando y a veces cuando dormía o se recostaba en el sofá sentía el peso de un pequeño cuerpo sobre él. Algunas veces cuando manejaba su carro sentía la mano del bebé en su hombre.

Si se hace una investigación en los Estados Unidos, se vería que aproximadamente el 90% de los hombres en la cárcel han tenido relación con el aborto.

Las chicas también sufren de bulimia, anorexia. Un terapista se dio cuenta que el 80% de sus pacientes con este tipo de problema ha tenido un aborto y como dice Kay, se debería preguntar como parte del proceso de consejería de cualquier problema siquiátrico, síquico.

-yo uso los doce pasos de los AA y uno de los pasos es el inventario personal y generalmente eso saltará en esta etapa.

-En casos de prostitución, alcoholismo, drogadicción, es una pregunta que siempre se debe hacer-

Quiero acabar esta reunión con la razón a través de la cual el Señor plantó en mi corazón el deseo de trabajar en consejería de síndrome post aborto para el varón.

Un día regrese a mi oficina, y encontré a mi secretaria llorando de manera incontrolable, pensé que alguien había muerto o tenido un accidente. Ni si quiera podía decirme que pasaba, solo me dijo, sobre tú escritorio.

Encontré un carta escrita a mano, está es una copia de esa carta y cuando la leí pude ver toda la angustia de un hombre joven y sentí esta pasión en mi corazón. Ahora  vamos a leer esta carta en español.

Querido Instituto de Asuntos de la Vida

Hace diez años mi hermano menor, a quien yo llamo John, conoció y se enamoró de una joven. Le propuso matrimonio unos años más tarde, pero ella se reusó, en lugar de eso, decidió irse a vivir con John. Tenía un buen trabajo y con la promesa de un futuro brillante, John no vio la razón de no hacerlo.  Unos meses más tarde, su novia se embarazó, John estaba feliz, pero la madre no.  Y a pesar de los ruegos del padre para salvar la vida de su hijo, ella buscó los servicios de un aborturario y mató a su bebé.

John cayó en una depresión profunda, venía a mi casa tres o cuatro o cinco veces a la semana a sentarse y llorar. Nos tomó mucho, mucho tiempo y muchas oraciones para que el reaccionará. Una semana más tarde de su segundo aniversario, ella estaba nuevamente embarazada, pero John estaba muy preocupado,  vino a mí en busca de consejo, de cómo parar el segundo aborto en caso de que ella lo quisiera hacerse uno. Inmediatamente empezamos a buscar el servicio de un abogado próvida que esté cerca de nosotros. El solo pudo decirnos que de la manera en que las leyes están escritas, los padres no tienen ningún recurso legal. Ella mató a su segundo hijo  a los tres meses  de su embarazo. John no hablaba con nadie, terminó la relación con su novia y regreso a vivir con nuestra madre, se quedaba en su cuarto la mayor parte del tiempo, deprimido y solitario. Más o menos un mes más tarde del segundo aborto, John vino a mi casa en su bicicleta y me dio un pequeño libro negro para que lo guardará en un lugar seguro, el parecía estar alerta, emocionado, en cierta manera como contento. Guardé el libro en mi cuarto y la verdad me olvidé de él.

A la mañana siguiente mamá fue a garaje a sacar el carro y se encontró a mi hermano ahorcado, junto a su bicicleta.  Vivo solo a unas cuadras de su casa y ella me llamó primero, histérica, gritando en el teléfono. Cuando llegue a casa, me encontré con la pesadilla más horrible que podía imaginar. Mi madre sostenía a mi hermano hacia arriba, pensando que de alguna manera le podría devolver la vida. Más tarde, la policía estableció la hora de la muerte alrededor de las once de la noche.

Cuando hacíamos los arreglos para el funeral, en total shock,  recordé el pequeño libro negro que John me dio para que se lo guarde. Lo abrí y empecé a leer.

El contenido es básicamente lo que diré a continuación:

No puedo creer que no haya podido hacer nada, esos eran mis hijos también, los amé, no puedo vivir más con este dolor y esta culpabilidad que ahora tengo, que Dios y mi familia me perdonen.

Les quiero

John

Hace siete años se suicidó John, mi mamá y una de mis hermanas están todavía en depresión profunda y yo tengo recuerdos y visiones de esa horrible mañana cuando fui testigo de semejante escena. Solo espero y ruego a Dios, que en su infinita sabiduría y misericordia escuche el corazón de mi hermano que lloraba antes de perder conciencia.

No sé qué pasó con la novia de John. Después de que John salió de su apartamento, ella lo vendió todo y se fue a la costa este, nunca más hemos sabido de ella.  Ni siquiera sé, si ella sabe lo que le pasó a mi hermano, pero yo espero y oro para que ella haya encontrado paz en el Señor.

Gracias por haberme permitido compartir con ustedes esto, que el Señor los bendiga por el trabajo y su compromiso por la vida.

Sinceramente

 

Esta es la razón por la cual yo llamo al aborto un cáncer, lastima, mata inutiliza a todo aquello que está en contacto con él. Nosotros tenemos que ser esa persona entre John y la cuerda en ese garaje, tenemos que decir a los John de este mundo que no están solos que hay amor, esperanza y sanación.

Yo hice una meta personal para asegurarme de que la vida de John no fue en vano.

Gracias.

 

 

 

Última actualización el Domingo, 16 de Octubre de 2011 19:12
 
Sitio Hospedado y Mantenido por dkTronics
Este sitio funciona con Joomla! y utiliza un tema creado por SiteGround, y adaptado por dkTronics